Para una mejor experiencia, cambie su navegador a CHROME, FIREFOX, OPERA o Internet Explorer.

Jaulas para palomas y otras aves ¿Qué debería saber?

Cuando decidimos dar el paso de convertirnos en criadores de palomas, o incluso generalizando, de cualquier tipo de pájaros hemos de ser conscientes de que adquirimos un compromiso con el bienestar y la salud de nuestros queridos animales. Y normalmente este compromiso dura muchos años, e incluso décadas.

Uno de los puntos fundamentales a tener en cuenta cuando se va a tener aves en cautividad para su crianza es decidir la forma más adecuada en la que mantenerlos seguros y a salvo. La elección de la/s jaula/s en ese momento es fundamental.

Si no tienes mucha experiencia en este aspecto, vamos a repasar algunos consejos y consideraciones básicas que deberías seguir al pie de la letra para asegura el bienestar a tus pájaros favoritos.

El tamaño de la jaula

Como norma general, mientras mayor sea el espacio que los pájaros tengan a su disposición mucho mejor. De hecho, la mayoría de los criadores disponen de habitaciones completamente dedicadas a la cría y voladeros amplios para que las aves puedan moverse con comodidad y sentirse bien.

Pero muchas veces, por temas de espacio, esto no es posible y la solución pasa por acomodar jaulas para pájaros. De igual forma, se debe tratar de utilizar aquellas que más espacio puedan proporcionar, es decir, lo más grandes que sean posibles atendiendo al espacio que tengamos en el recinto donde los pájaros van a estar colocados.

Otro buen consejo al respecto del espacio, es pensar en que un pájaro pueda disponer de dos jaulas para uso distinto, una para el día y otro para dormir cuando llegue la noche que le proporcione un ambiente tranquilo y oscuro que garantice su descanso.

El espacio mínimo de una jaula debe ser aquel que permita al animal estirar las alas sin tocar los laterales. En cuanto a la altura, debe permitir que la cola no roce en ningún caso con el suelo. El pájaro necesita espacio suficiente para poder caminar y batir las alas de forma enérgica sin golpearlas contra nada. Hay que tener en cuenta que los juguetes para pájaros, los cuencos de comida y las perchas para pájaros ocupan espacio, por lo que nunca vendrá mal un poco de anchura extra.

Resistencia y forma de una jaula

Otro aspecto fundamental a tener en cuenta es la resistencia y durabilidad de la jaula ya que esto garantiza que los pájaros no puedan sufrir accidentes o escapar.

Para los pájaros más grandes, es importante que los barrotes sean lo suficientemente fuertes para que no puedan doblarlos con el pico. Además, estos deben ir siempre en paralelo, al contrario de lo que ocurre con las jaulas abovedadas, ya que esto evitará que las aves se enganchen una pata o incluso el cuello en las zonas más estrechas.

También deben evitarse ciertos materiales de los barrotes, como la tela metálica, la malla de gallinero u otros metales, ya que las aves pueden picotearlos e ingerirlos, lo que puede provocar una intoxicación por zinc o plomo.

La separación de los barrotes puede ser potencialmente peligrosa e incluso mortal si los barrotes permiten que la cabeza de un pájaro se atasque, por lo que los propietarios deben prestar especial atención a este aspecto. En el caso de los pájaros pequeños, la separación no debe ser superior a 1 o 1,5 cm.

Dónde colocar las jaulas

La situación ideal de una jaula depende del tipo de ave que la habite. Si se trata de un pájaro de tipo mascota lo mejor es siempre situarla en la zona de la casa donde se desarrolle la mayor parte de la actividad familiar, aunque protegiéndolos de aire contaminado y salidas de humos. El pájaro debe estar donde se desarrolle la actividad de la casa, pero también alejado del peligro.

Por la noche, la jaula del pájaro debe cubrirse o trasladarse a una habitación oscura y tranquila para que pueda dormir las 12 ó 14 horas que necesita.

En el caso de animales de crianza como palomas, el lugar ideal es una zona tranquila, donde no haya un calor extremo y que se encuentren bien ventiladas.

La limpieza de la jaula

Los pájaros son animales propensos a crear moho y las bacterias, por lo que las jaulas deben mantenerse en una habitación aseada y limpiarse semanalmente con agua caliente y jabón neutro. En las raras ocasiones en que se necesite un desinfectante, el veterinario podrá prescribir el producto adecuado y seguro si le hacemos una consulta.

No todos los desinfectantes matan todos los patógenos y algunos son muy peligrosos. El vinagre no es un desinfectante. La lejía es muy peligrosa para los seres humanos y también para las aves y el medio ambiente. Nunca debe utilizarse.

Los fondos de las jaulas deben forrarse con hojas de periódico, papel secante o servilletas de papel. Además, deben cambiarse al menos a diario o incluso con más frecuencia si es necesario.

Siguiendo estos consejos básicos proporcionarás a tus aves un lugar adecuado para que puedan criar con tranquilidad y en un ambiente saludable. El éxito de la crianza está en su bienestar, así que no te olvides de esto.

Deje su comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios recientes

Arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies